viernes, 15 de mayo de 2009

La literatura y el miedo

Un curso más  hemos asistido  a los encuentros literarios de la ciudad de Benidorm. Este año con motivo del bicentenario del nacimiento de Edgar Allan Poe, la convocatoria literaria se ha centrado en el género del cual se convirtió en maestro: el misterio, el suspense y miedo en la literatura. De la mano del excelente director y moderador de los encuentros, Ignacio Elguero, en la mesa redonda de ayer tuvimos la oportunidad de escuchar a tres escritores. Luis García Jambrina, profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, narrador, poeta y ensayista que define su primera novela El manuscrito de piedra como una ventana a la Salamanca prerrenacentista, una obra de misterio, intriga y cultura; nos trajo sus miedos de niñez y aquello que le inspiraba, además de darle un cariz académico y cultivado a la mesa. Berta Marsé, escritora de cuentos y colaboradora de dominicales y revistas, que parece que ayer no tenía un buen día y no dio mucho juego literario al encuentro, ya que su falta de brillantez lastraba un poco el diálogo obligando a sus contertulios a tratar de salvarla... Y Eduardo Mendicutti, escritor y columnista muy reconocido, que inicialmente cultivó el cuento literario y logró numerosos premios con este género. Este escritor al confesarnos sus encuentros con el miedo aportó una gran dosis de humanidad y sentido del humor.
La mesa de hoy sobre los miedos en la poesía: la muerte, el paso del tiempo y el desamor, promete ser muy interesante. Contará con los poetas Ricardo Bellveser, Félix Grande y Carlos Pardo. Estáis invitados.

3 comentarios:

Esperanza dijo...

Completas con precisión todo lo que me he dajado en el bolsillo. Bonito mano a mano.
Ahora a leer a Poe, pero también a Maupassant,del que no se dijo nda, y es un escritor maravilloso. Y las inquietantes policíacas de Patricia Hisgsmith. En primero creo que la está leyendo Zaira, a ver que nos cuenta...
Ver las caras de algunos alumnos en estos actos y escuchar sus comentarios a la salida limpia la atmósfera abúlica del sistema de enseñanza. No decaeremos a pesar de los pesarosos pesados.

maria dijo...

Hola Susana, nose como poder darte las gracias por estos dos ultimos años que han sido maravillosos en todos los sentidos, estoy muy emocionada desde el dia de las notas, os habeis portado con nosotras fantasticamente, por mi parte Susana te considero como una profesora dandolo todo en las clases, como una amiga ayudandome con tus consejos y como una madre apoyandome en lo bueno y en lo malo y sobre todo ayudandome a como rectificar mis errores, no se puede explicar con palabras la felicidad plena que he conseguido, he aprendido mucho gracias a vosotras y siempre os llevare en el corazon,a ti Susana y Esperanza.
Un abrazo y no me olvideis porque yo no lo hare con vosotras.

maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.