martes, 19 de agosto de 2008

El museo británico

Si viajas a Londres es visita inexcusable el museo británico. Posee una colección de Grecia y Roma, entre otras, que emociana al visitante menos interesado.
Sin entrar en la valoración del expolio a manos de los británicos so pretexto de conservación, encontramos preciosas esculturas, relieves, metopas, templo helenístico completo, una cariátide, hasta llegar a la sala del Partenón donde se encuentran los restos del friso del Partenón o Friso de las Panateneas, que bajo la dirección de Fidias se esculpiera en el siglo V a C.
La entrada al museo en sus exposiciones permanentes es gratuita, y en el mes de Agosto la afluencia de visitantes hace muy difícil disponer de un poco de tranquilidad para contemplar las obras de arte.
Estos días además hay una exposición temporal sobre Adriano, Imperio y conflicto. Se trata de una exposición dividida por temas, retrospectiva de su vida desde que en el 117 asumiera el imperio Romano en su máximo esplendor, bustos de los empreradores que le precedieron: Nerva, Trajano, estatuas de Adriano guerrero, el rincón de las mujeres que le influyeron: Sabina, Plotina..., una maqueta de la villa Adriana, el favorito del emperador, Antínoo; imágenes del muro de Adriano, que ordenó construir atravesando Gran Bretaña, y que fue un gran símbolo en la antigüedad no tanto por su carácter defensivo, sino porque autodelimitaba al Norte las pretensiones de expansión del Imperio.
Me impresionó la entrada a la exposición presidida por un busto colosal de Adriano, su cabeza grandiosa y serena. Lástima aquí no me dejaron realizar fotos.